EXPERIENCIA DE LA CASA DE ACOGIDA DE JADE:

-Palabras textuales de su casa de acogida-
"Cuando decidimos ser casa de acogida buscamos varias asociaciones y mi compañera de trabajo me recomendó huellas salvadas, nos pusimos en contacto con ellos y vinieron a casa a conocernos, al principio nos traían a Carmela,un galgo de Barcelona, pero Carmela no llego y entonces nos trajeron a Jade, Jade lo a puesto fácil desde el principio, es más que buena, al principio tenía miedo a los ascensores, espacios pequeños y cuando levantábamos los brazos se encogía esperando un golpe, a las dos semanas entendió que no iba a recibir palos y que la escoba es solo para barrer, le costó adaptarse a la comida, seca y administrada, pero ahora sabe cuándo le toca comer y se prepara para ello, el día 22 ,que es el día del podenco le pusimos una comida especial y se volvió loca, nunca a miccionado ni defecado en casa, aunque se nos haga tarde y tenga que esperar nunca hace nada en casa, es una perra muy, muy, cariñosa y demanda ese cariño cada vez que puede, es agradecida y demuestra su alegría constantemente, sorprendentemente para ser un podenco es muy tranquila y en casa es un peluche, le gusta el campo y salir a la montaña, los niños le encantan y tiene mucha paciencia con ellos, es sociable con todos los perros y si nota antipatía por parte de alguno se aleja sin más, hemos tenido mucha suerte con ella y para ser la primera experiencia nos a ido de maravilla, personalmente aún no entiendo cómo puede ser que nadie se fije en ella, porque ¡¡¡ es maravillosa !!!"