EXPERIENCIA DE LA CASA DE ACOGIDA DE JADE:

-Palabras textuales de su casa de acogida-
"Cuando decidimos ser casa de acogida buscamos varias asociaciones y mi compañera de trabajo me recomendó huellas salvadas, nos pusimos en contacto con ellos y vinieron a casa a conocernos, al principio nos traían a Carmela,un galgo de Barcelona, pero Carmela no llego y entonces nos trajeron a Jade, Jade lo a puesto fácil desde el principio, es más que buena, al principio tenía miedo a los ascensores, espacios pequeños y cuando levantábamos los brazos se encogía esperando un golpe, a las dos semanas entendió que no iba a recibir palos y que la escoba es solo para barrer, le costó adaptarse a la comida, seca y administrada, pero ahora sabe cuándo le toca comer y se prepara para ello, el día 22 ,que es el día del podenco le pusimos una comida especial y se volvió loca, nunca a miccionado ni defecado en casa, aunque se nos haga tarde y tenga que esperar nunca hace nada en casa, es una perra muy, muy, cariñosa y demanda ese cariño cada vez que puede, es agradecida y demuestra su alegría constantemente, sorprendentemente para ser un podenco es muy tranquila y en casa es un peluche, le gusta el campo y salir a la montaña, los niños le encantan y tiene mucha paciencia con ellos, es sociable con todos los perros y si nota antipatía por parte de alguno se aleja sin más, hemos tenido mucha suerte con ella y para ser la primera experiencia nos a ido de maravilla, personalmente aún no entiendo cómo puede ser que nadie se fije en ella, porque ¡¡¡ es maravillosa !!!"

EXPERIENCIA DE CASA DE ACOGIDA DE LEIA, AHORA FELIZMENTE ADOPTADA POR ELLOS:

-Palabras textuales de su casa de acogida-
"Hola familia de Huellas Salvadas, esta es mi experiencia como casa de acogida:
La primera vez que vimos a Leia fué un sábado pero cuando la acogimos fué un martes. La trajeron Sandra, Estefanía y Rebeca.
Yo quería que llegara ese momento pero estaba muy nerviosa pues tenemos otro perro llamado Simba, él es muy bueno y la aceptó muy bien.
Leia llegó a nuestras vidas con una patita enferma tenía un tumor. Tras varias pruebas el veterinarió decidió que lo mejor era cortar la patita por lo sano así eliminar cualquier riesgo. De todo aquello se hizo cargo vuestra maravillosa asociación.
La verdad que los primeros días después de la operación lo pasamos mal pues aunque ella es muy fuerte no podíamos dejar de estar preocupados.
Leia es una perrita maravillosa, buena y obediente. Nuestro Simba es el rey y Leia la reina, dan mucha alegría a nuestras vidas y creo que nosotros a las suyas.
Leia se cruzó en nuestras vidas como casa de acogida , pero yo sabía en realidad que sería para siempre , asi que formó parte de la FAMILIA donde tiene ya su hogar definitivo. La queremos muchísimo, es como si llevara toda la vida con nosotros.
Leia a pesar de solo tener 3 patitas es muy feliz y corre y salta como cualquier otro.
Acoger es una experiencia maravillosa pero darles un hogar para siempre más aún.
P.D: El nombre de Leia se lo puso mi hija Estela. "

EXPERIENCIA DE LA CASA DE ACOGIDA DE CHICO:

-Palabras textuales de su casa de acogida-
"Conocimos a Chico cuando ayudamos a Huellas Salvada, acogiéndolo en casa en la feria de la adopción en octubre de 2017. Al acabar la feria supimos que nadie había preguntado por Chico. Nos planteamos acogerlo en casa por un tiempo para sacarlo de la residencia, donde había pasado un año. A los pocos días lo teníamos correteando por el pasillo.
Llegó a casa un martes, 31 de octubre de la mano de Fani y Cristian. Chico se adaptó desde el primer momento y nuestro perro, Enzo y él se hicieron amigos enseguida. Fue gracioso ver a Chico volverse loco cuando compramos un jamón. Pasaba el tiempo en la cocina ladrando al jamón y si cerrábamos la puerta, también le ladraba a la puerta. Daba constantes paseos desde el salón hasta la cocina con la cabeza levantada, olisqueando el aire, en busca del jamón de sus amores…
El domingo siguiente acudimos a Halloween, evento organizado por Huellas Salvadas. Disfrazamos a Chico y a Enzo con unas capas de vampiro hechas a medida; los dos estaban muy guapos. Chico desfiló orgulloso por la pasarela y se reencontró con su amigo Trasto.
Chico arrastraba algunos problemillas de salud que fueron solucionándose poco a poco. Cada día estaba más integrado y su aspecto fue mejorando a la vez que se curó de sus pequeñas dolencias. Chico no era muy deportista en esa época, sólo corría si había comida de por medio o cuando jugaba con Enzo y sus peluches. Ni el agua ni el secador le gustaban demasiado, aunque se dejaba bañar y secar con resignación…
Chico vivió siete meses con nosotros y durante ese tiempo aprendimos a quererlo.. Nos encantaba ver a Enzo y a él en sus mantas calentitos. Nos reconfortaba saber que no pasaría frío. Lo mimábamos mucho y él disfrutaba con nuestros cuidados… Chico es un encanto de perro. Ha disfrutado con nosotros de un hogar calentito, lo hemos cuidado con muchísimo cariño.
Un día supimos que alguien se había interesado por él y que si todo iba bien, sería adoptado. La persona que “comparte” ahora la vida con Chico es una persona excepcional. Chico es el rey de la casa y goza de mucha libertad y es muy querido. Sin duda estaban predestinados a ser “compañeros” de aventuras. Chico ahora es el principal protagonista de la casa.
Este verano Chico pasó una semana con nosotros, durante las vacaciones de Baldo, su compañero, que no su dueño, como él dice: ” Chico no tiene dueño, es un alma libre….”
La acogida de Chico nos ha aportado la enorme satisfacción de ayudar a un perro a encontrar un hogar propio. Hemos pasado con él momentos de felicidad, de risas y nos deja recuerdos inolvidables.
El ser casa de acogida nos ha dado la oportunidad de conocer a todos los perros de Huellas Salvadas, a los voluntarios, que luchan y que se involucran en la difícil tarea de ayudar a estos peludos, proporcionándoles hogar y cariño. También nos ha sensibilizado sobre la problemática del abandono de mascotas y enfocar ese tema con mayor conocimiento y responsabilidad.
Nos sentimos muy felices de haber podido contribuir a que Chico, un perro que hace un año no tenía familia y pasaba sus días en una residencia, sea querido y cuidado como él se merece.
¡!!Gracias Chico por haber compartido este tiempo con nosotros¡¡¡¡"